¿MITO O REALIDAD? LAS PLANCHAS

 

Cualquiera de nuestras planchas GCK no debe quemar el cabello si se usa correctamente. ¿Qué pasa cuando utilizamos nuestra plancha?

Nuestros cabellos están formados por una proteína que se llama queratina. La queratina está formada por una serie de aminoácidos que entre ellos forman enlaces (o puentes) disulfuro.


La buena noticia es que con suficiente calor podemos romper dichos enlaces disulfuro. Al aplicar calor deformamos y/o rompemos los enlaces que nuestro cabello presenta en forma natural y forzamos a que nuevos enlaces se formen a nuestra voluntad. Cuando volvemos a lavar el cabello se recupera la estructura inicial.


No hay un acuerdo sobre qué temperatura es la óptima para romper los puentes de disulfuro, depende de tu tipo de cabello y de los factores ambientales, pero con tu plancha GCK puedes adaptar la temperatura para que sea la mejor para tu cabello. Debe ser suficiente para lograr la forma deseada sin calentar demasiado las fibras. Puedes ver el rango de temperaturas comendado en esta sección (próximamente). Temperatura a utilizar según tu cabello.

 Boton volver